Conservación
Situación actual
Normas de Whalewatching
Áreas Marinas Protegidas
Caza de Ballenas
Convensiones IWC/CITES
Industria del cautiverio
Formas de Cautiverio
Justificaciones
Delfinoterápia
Impacto del Cautiverio
Pos. del CMMR Leviathan
Legislación
Cautiverio en Chile
Ultimos datos
Capturas y Matanzas
Preguntas Frecuentes
¿Qué puedo Hacer?
El desconocido BYCATCH
Progr. TURISMO SEGURO
Proyecto ARCHAE
Programa Varamiento
Colabora con Leviathan

LA HISTORIA DEL CAUTIVERIO DE DELFINES Y LOBOS MARINOS EN CHILE


Actualmente no existen establecimeintos en Chile con cetáceos en cautiverio, pero aún existen proyectos de este tipo, incluso de autoridades de gobierno, y algunos ya han logrado construirlos incorporando lobos de mar como una primera etapa.

Chile ha sido objeto constante de de la industria del cautiverio internacional, tanto como un mercado potencial, como una fuente de mamíferos marinos silvestres de bajo precio.

Los biólogos del CMMR Leviathan han sido solicitados en varias oportunidades, por parte de autoridades administrativas, para la evaluación independiente de proyectos de construcción de establecimientos en Chile, con cetáceos en cautiverio con diferentes propósitos.
En estos, y al igual que las evaluaciones voluntarias, todas han sido gratuitas absorviendo los integrantes del CMMR Leviathan los costos de produción de tales documentos.

En algunas casos, las autoridades nos han solicitado evaluar proyectos de delfinario, sin conocer los datos de los proponentes. La información que a continuación presentamos ha sido resumida y respetando los acuerdos con las Autoridades como consultores técnicos.

Esperamos que esto ilustre e informe a la población Chilena, de la permanente amenza en que sus mamíferos marinos han y siguen estando amenazados por esta industria, desde que en los años 1990'as delfinarios circenses itinerantes de México, Cuba y Rusia visitaron Chile, principalmente relacionados a la empresa CONVIMAR.

Ciudad en sentido Norte-Sur y Casos Ordenados por Año y Número
Iquique 1996/1º - 1996/2º - 1998/3º - 2002 Presente/4º
Isla Gaviota 2000/1º
Coquimbo 2000/1º
Viña del Mar No confirmado...
Santiago 1997/1º - 1999/2º - 1999/3º - 1999/4º -
San Antonio 2000/1º

 

Caso 1 (1996 - Iquique Nº1)

Luego de la presencia de espectáculos circenses itinerantes con delfines en cautiverio, varias personas en Chile quicieron iniciarse en este negocio en forma permanente, suponiendo que el negocio podía ser tan simple como hacer un agujero en el suelo, cubrirlo con una tela plástica, comprar delfines baratos en Cuba y ganar mucho dinero.

Descripción: la empresa, relacionada con un espectáculo itinerante, que intentaba establecerse en el norte de Chile en la ciudad de Iquique, quebró económicamente. Dos delfines fueron importados a Chile. Uno de ellos no alcanzó siquiera sobrevivir al viaje. El delfín sobreviviente, Meñique, estaba en una pequeña piscina Municipal, sucia, sin alimentos y en pésimas condiciones, por lo que un Juez local lo confiscó. Aparentemente, la intensión de los dueños, era obtener una cuantiosa suma de dinero por la muerte del delfín debido al potencial cobro de un seguro contratado. El escándalo fue internacional. El delfín estaba seriamente enfermo por una fungosis.

Loyd Brown, uno de los principales especialistas en re-introducción de delfines al ambiente silvestre, viajó a Chile y lidió con los horrores de los promotores, el gobierno e incluso las ONGs locales. Incluso su vida fue puesta en riesgo. Con la ayuda de un abogado, interpuso el juicio que confiscó el delfín y logró finalmente, llevar a Meñique a Cuba gracias al aporte de la fuerza aérea Chilena, para iniciar un proceso de re-introducción a su ambiente original, desde donde fue capturado. El viaje fue de Iquique a Santiago, y de Santiago a la Habana - Cuba, por Aerolíneas Cubanas.

El delfín fue ingresado al Acuario Nacional de Cuba para inciar un tratamiento de la fungosis. Sin embargo, el escándalo del caso Meñique, incomodó también a algunas autoridades en Cuba dado que esto exponía un hecho conocido pero que avergonzaba al pueblo Cubano. Cual es el de haber sido la principal fuente de delfines que abastecía el tráfico internacional.
Así, Loyd Brown fue expulsado de Cuba y las autoridades le informaron que el delfín había muerto, sin permitirle confirmar dicha versión. Tampoco fueron liberados los lobos marinos. Otra versión dice que el delfín no había muerto, tampoco fue liberado, sino mantenido en dicho acuario. Sin embargo, en mayo de 1998, habría muerto.

Estado: Quebrado, todos los delfines muertos.


 

Caso 2 (1996 - Iquique Nº2)


Descripción: Nuevamente, en la misma ciudad en la que ocurrió el escándaloso caso de Meñique, y a menos de dos meses de luego de la partida de Meñique, las autoridades locales autorizan la importación de una pareja de delfines para cautiverio, al mismo lugar.
En esta oportunidad, el alcalde de la Ciudad, Jorge Soria, podría estar directamente involucrado.

Estado: Indeterminado. Lo que sucedió con los delfines es desconocido. El CMMR Leviathan no tiene información que permita confirmar este caso. Las fuentes son indirectas y es posible que haya sido una propuesta de proyecto de delfinario y no hechos concretos.


 

Caso 3 (1997 - Santiago Nº1)

Descripción: Una propuesta para construir dentro de la Municipalidad de Las Condes, en Santiago, un zoológico fue sometida a las Autoridades de Gobierno solicitando una autorización de construcción. El proyecto estaba basado en la presencia de delfines en cautiverio, junto a lobos marinos, pinguinos, reptiles e incluso otras numerosas especies en peligro o protegidas. La propuesta incluía espectáculos de ski acuático en la piscina con los delfines.

Estado: Rechazado. Todos los informes encomendados por las autoridades, recomendaron unánimemente su inmediato rechazo. El caso nunca fue conocido por la opinión pública.


 

Caso 4 (1998 - Iquique Nº3)

Descripción: Propuesta de delfinario no en la modalidad de una piscina sino en el cerco de un área de costa de mar. La fuente de delfines sería mediante la captura local de individuos silvestres.

Estado: Rechazado. Los objetivos eran incompatibles con la propuesta, los promotores no tenían los recursos económicos suficientes, había riesgo d eintroducir enfermedades a las poblaciones silvestres, no respetaba las leyes locales de uso de borde costero, y los promotores carecían de formación académica para manejar tales responsabilidades. El caso nunca fue conocido por la opinión pública.


 

Caso 5 (1999 - Santiago Nº2)

Descripción: En el plan de modernización del Zoológico Metropolitano, se incluyó en la propuesta de licitación, la construcción de un delfinario en la localidad de El Salto. La propuesta fue presentada en una lista de ideas de proyectos potenciales, a ser ofrecidos al sector privado para los siguientes años.

Estado: Rechazado. La idea fue rechazada luego de varias conversaciones, principalmente porque el concepto del nuevo zoológico era de "jaulas abiertas". Un delfinario sería una contradicción a tal concepto. El caso apareció en la prensa, pero las discusiones y decisión final nunca se hicieron públicas.


 

Caso 6 (1999 - Santiago Nº3)

Descripción: Una propuesta de delfinario de bajo perfíl, que intentaba utilizar áreas no construidas, de la Municipalidad de Conchalí o de Vitacura, en la Ciudad de Santiago. El objetivo era la exhibición de orcas y belugas en cautiverio, junto a un acuaro con especies de peces marinos locales. El lugar de mayor interés por parte de los promotores era un terreno frente al Mall Alto Las Condes que no estab siendo utilizado.

Estado: Detenido. Aparentemente, nunca fue presentado a las Autoridades. Biólogos del CMMR Leviathan fueron contactados por los promotores, para participar del proyecto y ayudarles con conocimientos de la biología de los cetáceos, para desarrollar las operaciones de captura y manejo de los delfines (cabe saber que no existen belugas en Chile). El CMMR Leviathan rechazó este ofrecimiento, no sin antes informar a los propios promotores de las consecuencias negativas de este tipo de proyecto. El dueño de los terrenos no sólo no los vendió, sino que ocnstruyó una segunda "Aldea de Artesanos", en su lugar. El dueño de los terrenos en Conchalí tampoco aceptó. El CMMR Leviathan tiene sospechas de si este proyecto tiene relación con el caso Nº3. Información no confirmada relaciona a este caso a personal de Fundación Chile. Este caso, su discusión y término nunca fueroin conocidos por la opinión pública.


Caso 7 (1999 - Santiago Nº4)

Descripción: Primer paso de una serie de delfinarios a ser construidos en varias regiones de Chile. Nuevamente, mexicanos relacionados con CONVIMAR y delfinarios en Mexico, participando como "entrenadores". Esta vez, la imagen no era la de espectáculos circenses sino la de milagrosos tratamientos a niños descapacitados. De alguna manera, como una extensión de “Delfinoterapia de México”.

El origen del proyecto sería la participación de los promotores, en un programa de nado con delfines en Venezuela. Contradictoriamente, los promotores forman parte de ONGs locales ambientalistas. El veterinario dle proyecto era un polémico veterinario Chileno, al cual se le vinculó con operaciones de tráfico de animales entre el Zoológico Metropolitano y diversos Circos. También, se le asociarían varios casos de maltrato animal, incluyendo a primates. La falta de una ley de maltrato animal ha impedido que sea legalmente condenado.

Este caso ha sido junto con el de Meñique, uno de los más emblemáticos. Esta vez, con la participación directa de diverss autoridades de gobierno e incluso de ONGs ambientalistas locales. La localidad de El Rodeo, en la Comuna de Pirque, fue cedida en comodato Municipal con el apoyo dle entonces Alcalde Sr. Osandon.

Estado: Pese a lo avanzado de su construcción, el apoyo de varios Ministros y Secretarios de Gobierno, personas de la farándula local, el proyecto no logró ser terminado.

Fue la primera vez en que el CMMR Leviathan, lideró una campaña publica sobre en un caso de proyecto de delfinario en Chile, debiendo posponer temporalmente sus actividades regulares de investigación cientifica. La campaña no fue de activismo sino de información pública. Se desarrolló una evaluación formal al proyecto, la cual fue entregada a diversas autoridades de Gobierno, incluidos el Congreso, Ministros, Autoridades pesqueras, Municipales y la prensa en general. El caso no tardó en ser conocido internacionalmente, inciándose una enérgica respuesta internacional que demostró el enorme daño que estos proyectos pueden provocar a la imagen de un país. La población Chilena se informó del caso, y por primera vez pudo conocer lo que oculta la industria del cautiverio. Así se unieron en la campaña de información numerosas organizaciones y especialistas internacionales.

Un conocido veterinario local vinculado al delfinario, incluso intentó sobornar a biólogos del CMMR Leviathan, para que le ayudaran con información que facilitara la captura de delfines y elefantes marinos para ser éstos entregados a una empresa en Mexico como cambio por delfines ya entrenados, y así acceder a delfines en forma más económica. Al rechazar esta propuesta, no tardaron en iniciarse amenazas judiciales y criminales en contra de los miembros del CMMR Leviathan, particularmente el biólogo espcialista en cetáceos, Sr. Paolo Sanino, quién había encabezado la evaluación técnica al proyecto de delfinario. Los permisos CITES demostraban que los objetivos del proyecto eran finalmente circenses. El proyecto estaba tan mal formulado e incurría en tantos errores metodológicos e información biológica inexacta, además de la enorme reacción tanto nacional como internacional por este caso, que las autoridades finalmente y en forma responsable rechazaron los permisos de importación de los delfines en 1999, y el proyecto que además presentaba irregularidades internas quebró y nunca fue terminado.

Durante este caso, tres delfines fueron capturados en México y mantenidos en un pequeño estanque, para abastecer a este delfinario. Uno de los delfines no superó la etapa de acondicionamiento a la dieta de peces muertos. Se desconoce lo que sucedió con estos delfines en México. En Chile, se detectaron intentos de capturas de delfines del pod-R en Punta de Choros, las cuales fueron rechazadas por los pescadores locales, quienes participaban de un programa del CMMR Leviathan, de capacitación en Dolphinwatching.

Uno de los resultados de este caso es la Resolution Nº1930 de la Subsecretaría de Pesca (SSP), limitando la posibilidad de capturar o importar delfines con propósitos de cautiverio.


Caso 8 (2000 - San Antonio, V Región, Nº1)

Descripción: Una propuesta de construcción de Delfinario, por primera vez en Chile, utilizando la imagen de "Rescate y Rehabilitación", fue presentada a diversas Autoridades locales para obtener los terrenos y permisos de construcción. Este proyecto estaría relacionado con circos en la Argentina, y copiando el modelo de los dos oceanarios de Buenos Aires. Simultáneamente, estaba presentado como una extensión de un espectáculo de lobos marinos ya existente en San Antonio.

El proyecto intentaba incluir tanto delfines, como lobos marinos, entre otras especies para exhibición pública y presuntas operaciones de rescate y rehabilitación en una presunta association con el Museo Municipal de San Antonio. Localmente, ya habían experiencias de animales silvestres capturados para ser "rehabilitados", pero finalmente incorporados a zoológicos particulares.

Estado: Rechazado. El CMMR Leviathan presentó una evaluación técnica preliminar del proyecto, a diversas autoridades para su consideración. El proyecto incorporaba aspectos que facilitarían la captura y trafico de fauna silvestre, y carecía de idoneidad biológica para manipular las especies que enunciaba. Las irregularidades eran tantas que la evaluación, pese a ser preliminar, fue más extensa que el propio texto del proyecto.
El proyecto fue rechazado y el caso nunca fue conocido por la opinión pública.


Caso 9 (2000 - Coquimbo, IV Región, Nº1)

Descripción: Un artículo de la prensa local, publicó el detalle de un proyecto de delfinario en la ciudad de Coquimbo, en el sector de “mirador de los Navegantes”, una área propiedad de la Universidad Católica del Norte - Sede Coquimbo. El artículo, presentaba el proyecto como una asociación entre la Universidad y el Municipio de Coquimbo. Esta vez, y primera en Chile, una propuesta de delfinario intentaba la fórmula de sustentar su imagen en la educación formal, gracias al apoyo de una casa de estudios universitarios. El proyecto estaba más organizado y mejor presentado que los anteriores, develando la participación de personas universitarias pero sin conocimiento de la biología de los cetáceos. El proyecto incluía además de los delfines para espectáculos, una exhibición a modo de museo, de una colección de ejemplares vivos representativos de la biodiversidad marina local.

Estado: Abandonado. Personal del CMMR Leviathan consultó a las autoridades de dicha universidad, sin obtener una respuesta clara al respecto. Sin embargo, autoridades menores expresaron opiniones que suponían desmentir su relación con el proyecto o siquiera conocerlo, pese a la detallada información publicada en la prensa. Es posible que el vínculo con la universidad fuese debido a la participación de uno de sus estudiantes más que de la institución misma.
La comunidad internacional, al informarse del caso publicado en la prensa, expresó su molestia. Las autoridades locales incluso elaboraron programas de visita a colegios para difundir este proyecto. Sin embargo, fue rechazado y los fondos de desarrollo regional a los que sus promotores esperaban poder acceder, para financiar el proyecto, no fueron aprobados. El CMMR Leviathan nunca recibió una respuesta formal sobre este caso, como tampoco encontró publicaciones en la prensa que desmintieran la veracidad de primer artículo.


Caso 10 (2000 - Isla Gaviota Nº1)

Descripción: En una estrategia del Ministerio de Bienes Nacionales, se presentó a licitación Isla Gaviota, para proyectos inmobiliarios y turísticos. Esta isla es parte del área de distribución del pod-R. Entre los proyectos en concurso, uno consideraba incluir delfines en cautiverio dentro de un hotel que se construiría en la isla o en la costa cercana, a semejanza del controvertido Hotel Los Delfines de Perú.

La fuente de los delfines sería evidentemente el pod-R. El hotel sería parte de un proyecto turístico enfocado en la observación de fauna silvestre. Por segunda vez, Fundación Chile aparece relacionada con proyectos de este tipo.

Estado: Parcialmente rechazado. En reuniones con la gerencia encargada del proyecto, personal del CMMR Leviathan expuso la contradicción entre la propuesta de visitar la fauna silvestre y al mismo tiempo tenerla cautiva en el hotel. El poryecto no conocía siquiera el pequeño número de delfines que forman parte del pod-R. Finalmente la organización declaró haber eliminado el acuario, del proyecto. Fundación Chile, posee un alto prestigio que ciertamente un proyecto de delfinario podría dañar. El caso nunca fue conocido por la opinión pública.



Caso 11 (2002 - Iquique Nº4) - En construcción...

Descripción: Se confirma la vinculación entre el Alcalde Sr. Soria, con los proyectos de delfinario en Iquique. Este presenta una propuesta de proyecto de delfinario, esta vez con el apoyo de personal de la Universidad Arturo Prat, constituyendo el segundo intento de utilizar la fórmula de "educación". Constituye la primera vez en que el Sr. Soria expresa pública y abiértamente su intención de capturar delfines silvestres en Chile, para abastecer su proyecto.

El mejor resumen del caso, en las noticias desarrolladas por la Oficina Regional para América Latina y el Caribe, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo: http://www.rolac.unep.mx/centinf/esp/noticias/02may16e.doc

Estado: En progreso pero sin autorización para capturar delfines. El Sr. Soria presentó un zoológico en construcción, con fines "educativos", incluyendo reptiles, y por primera vez el concepto de Terapia Asistida por animales, en la versión "lobos marinos"... El Sr. Medina, nuevamente un ciudadano Mexicano, vinculado con delfinarios de México, está involucrado en un proyecto de este tipo en Chile.
Localmente, y nacionalmente, una oposición a su proyecto se inició espontáneamente.

En 2002: El 23 de Enero, el veterinario asignado al proyecto, Sr. Franco Delucchi, declaró al Diario El Nortino de Iquique que el Servicio Nacional de Pesca - SERNAP habría otorgado los permisos para capturar seis delfines y seis lobos marinos y que todo la tramitación estaría legalmente en orden. Sin embargo, la información del CMMR Leviathan que indicaba la inexistencia de tales permisos fue ratificada por las autoridades de pesca, demuestrando la poca credibilidad de los promotores del proyecto.

La Contraloría General de la República, órgano fizcalizador del gobierno Chileno, habría desarrollado una investigación sobre cuantiosos pagos y beneficios otorgados por la Municipalidad de Iquique al entrenador Mexicano Juan Jesús Medina Varas. (Fuente: Las Ultimas Noticias, Enero 23, 2002).

El caso también captó el interés de la comunidad internacional que percibió las amenazas involucradas e inmediatamente se unió a la causa en contra del centro de capturas. El interés fue tan fuerte que incluso el tema fue abordado durante un almuerzo con la delegación del Presidente Ricardo Lagos durante una gira de negociaciones de tratados de libre comercio en Europa.

Esta vez el proyecto del Sr. Soria, se llama "Centro de Investigación y Recreación Marino (Ciremar)", el cual se ubicaría en el centro cavancha y luego en playa Huaiquique.
(Publicado por La Tercera 17 de Mayo de 2002).

El 23 de Febrero, el diario La Estrella de Iquique publicó un extenso reportaje que cubrió variadas advertencias proporcionadas por CMMR Leviathan que sobre los perjuicios del proyecto al el medio ambiente, el daño a la imagen de la ciudad y a la industria turística, incluyendo un importante énfasis sobre el retroceso que el proyecto significaría para la lucha en contra del crimen organizado de permitirse el proyecto.
(Fuente: http://www.estrellaiquique.cl/site/port/20020222201438/portada.html).

El reportaje incluyó palabras de Jorge Soria, quién sorpresivamente negó sus interés en el proyecto, lo que marcaría un brusco giro en los planes de la Municipalidad. El edil se limitó a responder escuetamente que "es un proyecto que no le interesa a la municipalidad de Iquique. La verdad es que por el momento estamos trabajando en otras iniciativas y no nos interesa un proyecto ese", pese a que sólo días atrás, el Sr. Soria hasta posó frente a cámaras de televisión a bordo de una embarcación pesquera mientras indicaba a los delfines que pretendía capturar y llevarse a la ciudad.

Finalmente, en uno de los párrafos del documento oficial entregado el 21 de Marzo de 2002, por la Subsecretaría de Pesca, expresa textualmente que:
"...En el caso de los delfines y cualquier otra especie de cetáceo, atendiendo a consideraciones de carácter técnico, y siendo consecuente con los convenios internacionales suscritos por Chile, la política de la Subsecretaría de Pesca es no autorizar la captura o internación al país de estos animales, como tampoco su encierro en instalaciones temporales o permanentes, cualquiera sean los fines que se persigan. Siguiendo esta política, en los últimos 3 años se han denegado todas las solicitudes presentadas relativas a la captura, importación y cautiverio de delfines..."

Sin embargo, como en otras oportunidades, el Sr. Soria hace oidos zordos a la opinión ciudadana Chilena e Internacional, Autoridades Pesqueras y la información científica seria, prosiguiendo con su obsesivo proyecto de delfinario, en 2004.

En 2004, el Alcalde Soria presenta una sección terminada de su zoológico, en el cual incluye una piscina con lobos marinos que fueron capturados de la zona. Lamentablemente, las autoridades pesqueras no identificaron el riesgo que llevaría dicha autorización de captura, pese a la conocida mala experiencia en México, que llevó a dicho país declarar en 2002, toda su EEZ como santuario ballenero deteniendo el daño que estas personas ocasionaron por más de 10 años a la fauna silvestre de su país. En esta oportunidad, reiteró sus intenciones de poseer delfines en cautiverio.
(Fuente: http://diario.elmercurio.com/2004/08/31/_portada/index.htm)

A mediados de 2004, el Alcalde habría capturado más lobos marinos, sin autorización, siendo conminado por las policías locales, a devolverlos al ambiente silvestre. También ha cambiado la estrategia publicitaria hacia presentar el proyecto como "Rescate y Rehabilitación".

El Alcalde Soria, compró en 1000 millones de pesos, la ex-estación ballenera local, para iniciar la construcción de un parque marino en el sector de Bajo Molle, nuevamente incorporando un delfinario, esta vez denominado como "Centro de Investigación y Rescate de Especies Marinas", donde planea desarrollar todas las modalidades de explotación en cautiverio: "rescate y rehabilitación", terápias asistidas por animales, museo, investigación, exhibición, etc. En el proyecto, colaboran la Universidad Arturo Prat, el Instituto del Mar Carlos Condell y el Liceo Politécnico.
Dichas instituciones, parece no han medido las consecuencias negativas que el involucrarse con proyectos de cautiverio de mamíferos marinos, dado el actual conocimiento que se tiene de este taxón, puede traer a su prestigio. Esperamos que puedan informarse mejor y a tiempo.

(Fuentes: La tercera Online 19-12-2004 , Diario La Estrella de Iquique y
http://www.unap.cl/p4_unap/site/artic/20041130/pags/20041130172019.html )