Conservación
Situación actual
Normas de Whalewatching
Áreas Marinas Protegidas
Caza de Ballenas
Convensiones IWC/CITES
Industria del cautiverio
Formas de Cautiverio
Justificaciones
Delfinoterápia
Impacto del Cautiverio
Pos. del CMMR Leviathan
Legislación
Cautiverio en Chile
Ultimos datos
Capturas y Matanzas
Preguntas Frecuentes
¿Qué puedo Hacer?
El desconocido BYCATCH
Progr. TURISMO SEGURO
Proyecto ARCHAE
Programa Varamiento
Colabora con Leviathan

RESPUESTAS A PREGUNTAS FRECUENTES EN RELACION A LA INDUSTRIA DEL CAUTIVERIO


Se deben diferenciar los hechos de sus interpretaciones. Se han creado muchos mitos sobre los delfines porque resulta en un buen negocio, por lo que sin una rigurosidad científica que avale los argumentos, estaremos en presencia sólo de opiniones personales.
Errores ex profeso en que suele caer la industria ballenera para mitigar el aprecio popular que de cierta forma protege a los cetáceos, y por otro lado la industria del cautiverio que intenta hacer lo contrario, al levantar mitos que despierten en la gente el deseo de visitarlos en sus "templos acuáticos".

Con información independiente, esperamos contribuir a que las personas aprecien la vida silvestre, la cuiden y conozcan. Que la relación con los delfines y otros cetáceos, madure de una "posesión" a una genuina "admiración".

A continuación, presentamos una lista de las respuestas a las preguntas más frecuentes y a los mitos que suelen creer algunas personas bien intencionadas pero desinformadas.

Los cetáceos del océano se benefician de la presencia de unos relativamente pocos individuos en oceanarios, que sirven de embajadores de la especie (discurso en un oceanario)
Los embajadores son personas que representan a una nación, en su cultura y forma de vida. Los delfines en cautiverio están cautivos, no gozan de la libertad de un embajador, y el ambiente en el que habitan no representa en nada el ambiente del cual fue extraído y el aspecto más importante de su cultura, cual es las relaciones sociales que establece con su clan familiar y entre éstos, fueron rotos al momento de extirparlo de su ambiente. En su lugar son forzados a realizar actos circenses para entretener a los clientes del oceanario.
¿Pocos individuos? hay poblaciones enteras que han sido afectadas por operaciones de captura. ¿En qué se benefician las poblaciones silvestres cuando las cercan con redes, o las fuerzan a varar, o cuando usan explosivos para aturdirlos, o cuando matan a cientos en Japón para escoger unos pocos para venderlos a algunos oceanarios? ¿Qué beneficio hay en las capturas y tráfico ilegal de delfines en Centroamérica y Asia? La naturaleza no se beneficia con estas acciones.

Nuestros delfines otorgan al público la oportunidad de aprender acerca de ellos en un formato que es seguro para nuestros delfines y nuestros invitados (discurso en un oceanario)
Esta frase es un intento para evitar que los potenciales clientes cambien su preferencia y escojan el visitar a los delfines en su ambiente silvestre en vez de en una piscina. Esto intentando exponer el whalewatching como "inseguro". ¿Porqué muchos delfinarios en USA no permiten que los entrenadores entren al tanque de agua con los delfines? ¿Cuantos han muerto y cuantos han sido atacados? El formato de aprisionar un animal salvaje, de enorme poder, confinado a un espacio que no tiene relación con las dimensiones del océano y sometido a trabajos forzados mediante privación de alimento no tiene nada de seguro.
Las embarcaciones que se utilizan en las operaciones de whalewatching en la naturaleza, son naves de lujo. El mismo tipo que se utiliza en viajes de placer.
El formato del cautiverio no es seguro para los delfines. Las permanentes capturas de vida silvestre es una prueba de que las condiciones en cautiverio no han siquiera podido permitir programas de reproducción que igualen la tasa de mortalidad. En cambio, el whalewatching es una experiencia cuyas normas de seguridad están diseñadas tanto para los animales que son visitados como para los visitantes. Las empresas turísticas están obligadas a hacer bien las cosas, porque de lo contrario los animales pueden abandonar el sitio. En cambio, en un tanque de agua, los delfines no pueden abandonarlo si lo desean.

El cautiverio, permite un estudio más detallado de los delfines de lo que es posible en el océano abierto (discurso en un oceanario)
El comentario es completamente falso. La tecnología nos permite desarrollar estudios de gran detalle que en cautiverio son imposibles en cautiverio. Debido a que el ambiente en cautiverio altera tanto la biología de los cetáceos, ninguno de los investigadores respetables considera seriamente los resultados de estudios en cautiverio.
El ambiente es monótono, con ausencia de las interacciones sociales y dieta que existen en vida silvestre. Por ejemplo, ¿qué comen los delfines? a esta pregunta, en un delfinario la respuesta es simple: lo que le dan sus captores... Mientras que en vida silvestre, la respuesta es compleja. Por ejemplo, las orcas, puedes alimentarse de peces o lobos marinos dependiendo de complejas relaciones entre ellas mismas y el ambiente. La diversidad de ambientes en el océano no es replicable en una piscina. Las conductas en vida silvestre son complejas al interactuar con otros individuos de la misma y de otras especies, mientras que en una piscina la interacción es sólo con seres humanos.

A través de estudios de animales en oceanarios, los biólogos han aprendido más en los últimos 25 años que en la historia de la humanidad (discurso en un oceanario)
El comentario es completamente falso. De hecho, la mayoría de los oceanarios carece de biólogos y algunos poseen sólo veterinarios.
Lo único cierto del comentario, es que el número de trabajos científicos ha aumentado en los últimos 25 años. Pero la razón no son los delfinarios, sino la combinación de dos factores: 1) el acceso a tecnologías que nos permiten desarrollar estudios en el ambiente silvestre. Por ejemplo, el término de la guerra fría nos dejó sistemas de registro acústico diseñados para buscar submarinos, pero que son suficientemente sensibles para el estudio de las vocalizaciones de las ballenas y delfines. 2) la instauración de la moratoria a la caza de ballenas a comienzos de los 1980'as, ha permitido la recuperación de algunas especies y ha disminuido la conducta de rechazo a la presencia humana, por lo que los científicos pueden acercarse más a los cetáceos.
En términos sociológicos, el mayor número de científicos, casi todos trabajando exclusivamente en ambientes silvestre, es resultado también de la existencia de algunas personas que les motivaron. Uno de los grandes inspiradores y contribuyentes al estudio de los océanos fue Jacques Y. Cousteau, quién aportó tanto elementos tecnológicos que permitieron develar los secretos de los mares, como también una visión autocrítica del daño que el ser humano está infringiendo a la naturaleza. El Capitán Cousteau, consideraba a los oceanarios como una amenaza a la conservación de los cetáceos.

Los delfines Tursiops truncatus no están en peligro de extinción, pero su presencia aquí ayuda a millones de personas cada año a aprender a amar y comprender a estos preciosos animales (discurso en un oceanario)
Lo cierto es que esta especie no está en peligro de extinción, pero los estudios en vida silvestre están demostrando que existen diferentes ecotipos que no se mezclan. Es decir, existen poblaciones separadas de otras y deben ser tratadas de forma independiente. Entonces, cuando los oceanarios pagan por capturas de delfines de esta especie, han ocasionado la extinción de poblaciones completas. Particularmente en Centroamérica y en Asia, donde las poblaciones silvestres pueden ser naturalmente de pequeños tamaños.
Los actos circenses no enseñan ni a amar ni admirar sino a poseer y dominar.

Somos líderes en el cuidado y mantenimiento de delfines, proveyéndoles sus necesidades físicas, sociales y conductuales. Nuestros delfines disfrutan actualmente de una tasa de sobrevivencia que excede la de sus contrapartes silvestres. Ellos no deben preocuparse de predadores, de redes de pescas, ni de escasez de alimentos. A diferencia de sus primos en el océano, reciben cuidado veterinario de alta calidad y un aprovisionamiento constante de alimentos de alta calidad (Discurso en un oceanario)
El comentario es no sólo falso sino que des-educa a la gente que asiste a estos espectáculos. Si fuese cierto no se realizarían capturas de animales silvestres para reemplazar a los que mueren en cautiverio. En cautividad los delfines mueren antes y las amenazas en el océano naturales, no son un problema sino una necesidad. Los predadores son parte de los factores propios de la selección natural que han producido lo que los delfines son hoy, durante más de 50 millones de años. Ciertamente, los delfines no necesitan de un oceanario para sobrevivir. Por el contrario, las amenazas actuales son el cambio de hábitat, la pesca incidental pero también las capturas encargadas por los oceanarios (ver Situación Actual).
La dieta de alta calidad en delfinarios es falsa. Los delfines han evolucionado comiendo presas vivas no muertas. Un alto porcentaje de los delfines capturados muere en los primeros meses porque no logran adaptarse a la dieta de los oceanarios. Pero esto, no se le informa a quienes visitan los oceanarios y que contribuyen con el dinero de su entrada, sin saberlo, a pagar las capturas que dañan a tantos delfines silvestres.

¿Por qué es tan malo tener algunos delfines en cautiverio, cuando hay tantos libres?
Lo que oculta la industria del cautiverio es que sus operaciones para abastecerse de delfines, afecta a las poblaciones silvestres. Es decir, los delfines libres, también son dañados por esta industria.
Es abusivo e inhumano. Lo que le enseñamos a nuestros hijos teniendo a animales salvajes en cautiverio es que es natural dominar y abusar de la naturaleza.

¿Cómo enseñaré a mis hijos sobre delfines y ballenas si no los van a ver a parques marinos?
Los niños de ahora saben todo acerca de los dinosaurios y nunca nadie ha visto ninguno vivo. Existen videos, realidad virtual, películas, libros, etc. Es mejor enseñar el respeto a los animales.

Los delfinarios y Oceanarios son necesarios para la conservación de los delfines
Contrariamente a la publicidad que emite la industria del cautiverio, una de las consecuencias más serias de este controvertido negocio, es el profundo daño que induce a las poblaciones silvestres de delfines al ser objetos de capturas para abastecer a los nuevos delfinarios y reemplazar los individuos que mueren en los ya existentes. Las operaciones de captura provocan impactos a toda la población incluyendo abortos espontáneos y muerte. Algunas de las capturas son pagadas por los delfinarios a pobladores del Japón, que todos los años, matan a cientos de delfines capturados en pequeñas bahías, luego de haber sido seleccionados los que serán vendidos para cautiverio. Una de las operaciones de captura más emblemáticas ocurrió recientemente en las islas Solomon. Cientos de delfines han sido afectados.
La conservación de los delfines, depende de la conservación de su entorno natural. Los delfinarios constituyen una permanente presión de captura legale e ilegal de individuos silvestres, constituyendo un daño a la conservación de delfines.

Los acuarios son hoteles de lujo para los delfines, que los alejan de la contaminación y depredación de los mares en los que provienen (promotores de proyectos de delfinarios en Pirque e Iquique, Chile)
Las condiciones de una piscina con agua salinada y clorada, es convenientemente estética ante los ojos de los turistas, pero independientemente de sus dimensiones, difiere en su composición química, parámetros físicos y biológicos. Es importante recordar la relación que cada individuo en la naturaleza tiene con su ambiente y los seres con quienes lo comparten. Los cetáceos han vivido y se han desarrollado gracias a la selección natural (basada en la depredación y disponibilidad de alimento) en los océanos hace 60 millones de años (unas 15 veces la historia evolutiva del ser humano) sin necesitar para ello, la ayuda de ninguna empresa de espectáculos circenses.

¿Se puede replicar artificialmente el ambiente marino para que un delfín pueda desarrollarse o ser considerado como normal en una piscina?
"Ningún acuario, ningún tanque en algún parque marino, sin importar su tamaño, puede comenzar a duplicar las condiciones del mar. Y ningún delfín que los habite puede ser considerado normal". Jacques Cousteau

¿Pueden los delfines en cautiverio, ser liberados?
Recientemente, 9 delfines escaparon de un programa de natación en Honduras y nadaron hacia el océano. Meses más arde, algunos de los delfines nacidos en cautiverio fueron vistos vivos. Las oportunidades de re-introducir con éxito a un delfín al ambiente silvestre son mayores mientras antes se efectúe, menor sea su edad, y se conozca tanto el área como la población silvestre desde la cual fue extraído.
Sin embargo, es necesaria una observación preventiva para evitar que pueda ser portador de enfermedades adquiridas en cautiverio por el contacto con humanos, y que puedan dañar a las poblaciones silvestres.

¿Cuan efectiva es la Delfinoterápia o Terapia Asistida por Delfines?
Los promotores de la delfinoterapia, aseguran milagrosos resultados en problemas como el Síndrome de Down, el cual mejoraría en un 85%. De ser ciertos tan abrumadores resultados, ¿Cómo se explica que en casi 30 años, la delfinoterapia no haya sido avalada por la ciencia?

A diferencia de terapias alternativas como la acupuntura y el uso de hierbas medicinales, no existe instrucción académica formal a los alumnos de medicina, ni en universidades ni en institutos profesionales, respecto a la delfinoterapia. Por lo que no existe como especialidad médica. La razón es simple: la ciencia formal ya revisó su potencial al estudiar los resultados expuestos por sus empresarios promotores, y la conclusión quedó expuesta por los doctores Lori Marino y Scott Lilienfeld, del programa de Neurociencia y Conducta biológica del Departamento de Psicología de la Universidad Emory, en Atlanta. Luego de realizar el estudio más extenso sobre la efectividad de la Delfinoterápia y los datos proporcionados por sus propios promotores, los investigadores concluyen que los datos publicados por los promotores de la Delfinoterapia son evidentemente mal manejados, especulativos, con errores metodológicos y ausencia de tratamiento científico.

El Dr. Bernard Rimland, director del Instituto de Investigación sobre Autismo en San Diego (EE.UU) dice: "No existe ninguna evidencia científica que los delfines ayuden. La gente respetable en este campo cree que a los niños les gustan los delfines como algo recreacional."

El biólogo especialista en cetáceos, Paolo Sanino: "la delfinoterapia no es más que una forma explotación económica de animales carismáticos que generalmente han sido descartados por ser ya incapaces de realizar actos circenses más lucrativos, ingresándolos a programas de nado con delfines en una modalidad que resulta perversa también para el ser humano, al aprovecharse del dolor de las familias con hijos enfermos, a quienes se les prometen milagros que sólo viven en el mundo de las especulaciones y se alimentan de la ignorancia pública e irresponsabilidad de algunas autoridades, sin considerar los riesgos reales de exponer a un niño a un animal de hasta 600kg, encerrado en una piscina clorada, que lo que menos desea es estar allí. Porque no sirve, es peligroso y mantiene el tráfico de animales silvestres, es que las autoridades de gobierno responsablemente debieran prohibir este fraudulento negocio".

¿Hay milagros en la Delfinoterapia?
Fritzz Zimmerman creador de la delfiniterapia en Mexico ha dicho:
"Quienes tienen Syndrome de Down y otros desordenes los tendrán toda su vida. Ninguna medicina o delfín puede curarlos."

El único milagro que ha sido observado, es el que algunas personas paguen desde 75 hasta cientos de dólares por nadar por media hora con un delfín encerrado en un tanque.

Los delfines diagnosticarían las taras en los niños y mediante su sentido de ecolocalización (emisión de sonidos de alta frecuencia), los sanarían (texto del proyecto "Delfinoterápia de Chile" - Pirque)
Las enfermedades que dicha industria del cautiverio proclama son sanadas por los delfines, son problemas crónicos que como el Sr. Simermann (iniciador del DAT en México) bien expresó, ningún delfín ni nadie podrá solucionar.

A) Si esta hipótesis fuera cierta, en 30 años, la ciencia no sólo ya la habría apoyado, sino que habría producido instrumentos que replicaran dichos sonidos para acceder a TODOS los niños en problemas.

B) Los sonidos de alta frecuencia están presentes en nuestra vida cotidiana. Los televisores, las radios, los microondas, los celulares, etc., y no hemos visto que sanen a nadie. De hecho, los sonidos pueden ser perjudiciales: encontrándose en ellos factores mutagénicos (torres de alta tensión) y de hecho son empleados por los cetáceos para aturdir a sus presas.

C) En condiciones de cautiverio, los cetáceos experimentan trastornos fisiológicos, inmunitarios, digestivos, emocionales y también conductuales. Entre estos últimos, está el vocalizar menos, hacerlo con la cabeza fuera del agua (nunca ocurre en vida libre) y dejan de utilizar la ecolocalización posiblemente debido a la distorsión causada por el "rebote" en las paredes, y/o que no se justificaría este tipo de sistema sensorial en un medio tan pequeño. Una de las torturas utilizadas por los entrenadores, es golpear tubos metálicos bajo el agua, como medida de castigo.

"Los delfines son enviados divinos, cuyo destino es salvar a la humanidad partiendo por los más sensibles: los niños; y los acuarios serían el vehículo que les permitiría cumplirlo" (texto del proyecto "Delfinoterápia de Chile" - Pirque)
Sobre creencias y propagandas tendientes a generar estas opiniones, no podemos cuestionar a quienes las aceptan ejerciendo su libertad de culto. Pero no pueden ser presentadas como hechos científicos comprobados, si no cumplen con los requerimientos que la ciencia requiere. En 30 años no sólo no gozan con el aval científico, sino por el contrario, la ciencia ha publicado sus reparos a dichas peligrosas técnicas económicas. Para la ciencia, los acuarios son un negocio, no un templo de oración o sanación. Esta industria, incluso alega que los delfines desean estar en dichas terapias, ocultando a sus "pacientes" la verdad de la captura y el acondicionamiento que sufren estos animales (75% muere en los primeros 3 meses).

Quienes estudian a los cetáceos en su ambiente natural, han descubierto un aspecto de la vida de los delfines que difiere de la imagen que los delfinarios y el cine han construido. Los delfines incluyen entre sus conductas el rapto y violación de hembras e incluso infanticidio. Los cetáceos son muy diversos en formas de vida y conductas, superando cualquier fantasía. Una relación madura con la naturaleza es su aprecio tal cual ésta es.

Los delfines son ángeles y/o extraterrestres
Puede ser impresionante este tipo de consultas, pero existe una línea editorial que promueve este tipo de creencias y hay quienes las consumen.
Desde una perspectiva cultural se pueden encontrar pueblos aborígenes u originarios que poseen por "Tótems" a los delfines. Así entonces, en su religión son vistos como divinidades bondadosas. Algo de esta visión ha sido explotada por algunas personas y escritores de ficción, utilizando los conceptos de ángeles y extraterrestres. Como opiniones personales y creencias personales son válidas desde una dimensión cultural, pero antes de ser aceptadas como hechos objetivos, requieren ser dotadas de argumentos demostrables que en la actualidad carecen. Contradictoriamente, estas creencias suponen un aprecio hacia los delfines, pero están asociadas a su mantenimiento en cautiverio, promoviendo de hecho los perjuicios que esta industria ocasiona a la conservación de los cetáceos.

¿Qué clase de carrera puedo aspirar con delfines?
Mucha gente quiere ser entrenador o biólogo. Alentamos a las personas a aprender sobre la realidad de los delfines en cautiverio y considerar si su vocación es genuina y suficientemente sólida. El estudio de ciencias biológicas no es fácil, requiere mucho esfuerzo y no siempre es bien remunerado. Sin embargo, es donde se pueden hacer los mayores aportes.

Muchos entrenadores de delfines aman a los animales, pero descubren lo cruel que es tenerlos encarcelados y terminan alejándose. El estudio formal de Ciencias Biológicas, permite luego de una especialización, desarrollar estudios científicos de campo, lo que permite trabajar con delfines libres. La otra alternativa es la creciente industria del Turismo de Observación de Cetáceos.