Conservación
Situación actual
Normas de Whalewatching
Áreas Marinas Protegidas
Caza de Ballenas
Convenciones CBI/CITES
¿qué es la CBI?
¿Hay ballenas en Chile?
Características de la CBI
Participación de Chile
Temas habituales
Tendencia de la CBI
Fortalezas y debilidades
Países integrantes
Caza Aborigen
Caza "científica de Japón"
Informes de Reuniones
¿Qué es CITES?
Informes de las COP
Industria del cautiverio
El desconocido BYCATCH
Progr. TURISMO SEGURO
Proyecto ARCHAE
Programa Varamiento
Colabora con Leviathan



CONVENCIÓN SOBRE EL COMERCIO INTERNACIONAL DE ESPECIES AMENAZADAS DE FAUNA Y FLORA SILVESTRES

Generalidades
CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) es un acuerdo internacional concertado entre los estados, que tiene por finalidad velar que el comercio internacional de especímenes de animales y plantas silvestres no constituya un amenaza para su supervivencia. También es conocida como la Convención de Washington y es uno de los principales tratados internacionales que velan por la conservación de las especies en su ambiente silvestre.

Las especies amenazadas, son listadas en las Apéndices III II y I, en orden creciente del grado de riesgo y de regulaciones en su transporte, basado en el conocimiento de su biología.

Los estados se reúnen en las Reuniones Ejecutivas de los comités (Standing Committees) de animales, vegetales y taxonomía, y todos simultáneamente en la Conferencia de las Partes - COP, generalmente cada dos años. Los estados que conforman CITES (que se conocen como Partes) tienen el deber de crear leyes nacionales que garanticen que CITES se cumpla a escala local. Chile a pesar de ser el país anfitrión, está en la peor clasificación de los estados partes, en CITES, en relación a esta responsabilidad.

Se estima que anualmente el comercio internacional de vida silvestre se eleva a millones de dólares, afectando a millones de animales y plantas amenazadas. El comercio no sólo incluye a animales y plantas, sino también productos derivados de los mismos, como alimento, cuero, instrumentos musicales (de madera), artículos de recuerdos y medicinas. El comercio ilegal de animales, corresponde actualmente a la tercera mafia en el mundo, luego de las armas y drogas, por lo que los estados deben considerar seriamente este tema. El comercio (legal e ilegal) intensivo y la destrucción del hábitat pueden llevar a la extinción de una determinada especie animal o vegetal.CITES se redactó como resultado a una resolución aprobada en la reunión de la Unión Mundial para la Naturaleza en 1963. El texto de la Convención fue acordado en una reunión de 80 países celebrada en Washington DC., Estados Unidos, el 3 de marzo de 1973 y entro en vigencia el 1 de julio de 1975.Desde la entrada en vigencia de la Convención no se ha extinguido ninguna especie amparada por CITES producto del comercio internacional. Actualmente la Convención Cuenta con 158 Partes, ente ellos Chile que fue ratificado el 14 de Febrero de 1975. La entrada en rigor de Chile a la Convención fue el 1 de Julio de 1975, y fue sede de la Conferencia de las Partes Nº12.

Apéndices y formas de Regulación
Toda importación, exportación, re-exportación o introducción de especies amparadas por la Convención (Listadas en alguno de , sólo podrá autorizarse mediante un sistema de concesión de licencias. Se entiende por Re-exportación la exportación de un espécimen que haya sido previamente importado. Las especies amparadas por la CITES están incluidas en alguno de sus tres Apéndices, según el grado de protección que necesiten.

Apéndice I - incluye a especies en peligro de extinción o gravemente amenazadas. El transporte (con cualquier propósito) de especímenes de esas especies, se autorizará solamente bajo circunstancias muy excepcionales.

Apéndice II - incluye especies que no se encuentran necesariamente en peligro de extinción, pero cuyo comercio y transporte, debe controlarse a fin de evitar una utilización incompatible con su supervivencia en su habitat original.

Apéndice III
- incluyen especies que están protegidas al menos en un país, el cual ha solicitado la asistencia de otras Partes en la CITES para controlar su comercio.

Cada Parte, o nación miembro de la Convención, debe designar una o más Autoridades Administrativas que se encargan de administrar el sistema de concesión de licencias y una o más Autoridades Científicas (distintas de las administrativas) para prestar asesoramiento acerca de los efectos del comercio sobre la situación de las especies.Sólo podrá importarse, exportarse o re-exportarse un espécimen de una especie incluida en los Apéndices de la CITES si se ha obtenido el documento apropiado y se ha presentado al despacho de aduanas correspondiente. Los requisitos pueden variar de un país a otro y es aconsejable consultar las legislaciones nacionales.En la legislación local de algunas Partes, se prevén controles al comercio menos estrictos que los previstos en la CITES. En esos casos, el cumplimiento de la reglamentación CITES puede no ser suficiente para garantizar que el comercio sea legal y sostenible.Cuando un espécimen de una especie incluida en un Apéndices de CITES se transfiere entre un país Parte en la CITES y un país que no es Parte, el Estado Parte puede aceptar documentación equivalente a los permisos y certificados previstos por la Convención.

El sitio Oficial de la CITES es: http://www.cites.org

Importancia de las Ciencias Biológicas

  • Una revisión del texto de la convención, el criterio de listado de las especies en sus Apéndices, las resoluciones y las propuestas que son sometidas a votación por los estados Partes, evidencia la enorme importancia que tiene la investigación biológica de campo. Mientras que las ideologías Antropocéntricas y Biocéntricas siempre favorecen a una parte, perjudicando la otra, la actividad científica seria e independiente termina por favorecer a todas las partes incluyendo a la vida silvestre en su conjunto.
  • Los problemas comunes de la Convención, son la falta de aplicación local en los estados Partes y la falta de conocimiento científico sobre las poblaciones silvestres que se desea proteger y/o comerciar. En este caso, el Principio de Precaución (espíritu básico de CITES), protege de su extinción, a las especies poco conocidas. Sin embargo, este Principio es cada vez más difícil de aplicar. El buen uso de esta Convención, dependerá exclusivamente del nivel científico de la información utilizada por los estados, al momento de tomar sus respectivas posiciones.
  • En la actualidad, tanto el grupo que pretende des proteger las especies listadas en los Apéndices de CITES, como el grupo que procura su protección, realizan propuestas que contienen cada vez menos información científica de peso.
  • Algunas naciones hacen mal uso de la ciencia, presentando datos que provienen de metodologías incorrectas, confundiendo a los asistentes que no siempre están capacitados para discernir entre evidencia científica y lenguaje científico. Sólo la realización paralela de estudios serios e independientes, permite exponer el fraude.

Formas de Participación

  • Como toda actividad humana, el uso que se hace de CITES, depende de los objetivos que se tienen. La Convención es utilizada no sólo por los representantes de las naciones Partes, sino también por otras organizaciones como agrupaciones comerciales y de conservación.
  • Dado que la Convención tiene un criterio de listado, en los diferentes apéndices de protección, que se basa en el conocimiento científico de la biología de las especies, el ideal del representante oficial de un estado, corresponde a un biólogo con experiencia en estudios de campo sobre biología poblacional, que simultáneamente tenga estudios en leyes.
    Dicha combinación, poco usual, se cumple ocasionalmente, produciendo especialistas que contribuyen eficazmente en el cumplimiento y perfeccionamiento de la Convención.
  • Los estados defienden la posición de sus representados (cuando el proceso es participativo y transparente) o sus propias aspiraciones siguiendo intereses particulares. En ambos casos las Organizaciones No Gubernamentales - ONGs, cumplen un rol importante. En el primero, como organismos de representación ciudadana que colaboran técnicamente con sus gobiernos en la formulación de las posiciones y propuestas, mientras que en el segundo caso cumplen un importante rol de denuncia y fiscalización públicas de sus representantes.
  • Dado que para cumplir este rol, las ONGs requieren una independencia del estado y grupos económicos, tanto en su estrategia como sustentabilidad, deben procurar obtener fondos de forma independiente. La COP, es una oportunidad que también es utilizada para presentar su trabajo públicamente, obtener más miembros, hacer contactos, y en ocasiones realizar actividades de educación. En este sentido y debido a que los permisos para participar en la COP como ONG, son otorgados por los estados, no siempre se logra una independencia tal que permite la libre expresión de las posiciones.