Conservación
Situación actual
Viejas Amenazas
Nuevas Amenazas
Cuantas ballenas quedan?
Protección Internacional
Protección en Chile
Legislación Chilena
¿Qué puedo hacer?
Normas de Whalewatching
Áreas Marinas Protegidas
Caza de Ballenas
Convenciones CBI/CITES
Industria del cautiverio
El desconocido BYCATCH
Progr. TURISMO SEGURO
Proyecto ARCHAE
Programa Varamiento
Colabora con Leviathan



REVISIÓN PRELIMINAR DE LA LEGISLACIÓN CHILENA RELACIONADA CON LOS MAMÍFEROS MARINOS

No existe una ley específica sobre mamíferos acuáticos, y la normativa vigente es escasa, ambigua y puede ser considerada una de las más atrasadas de Latinoamérica. Presenta grandes vacíos (avistamiento, varamiento, rescates, investigación científica, turismo, etc) e incluso errores en la nomenclatura zoológica y clasificación de las especies listadas.

El espíritu de conservación y protección de la ley es contradicho por algunos de sus propios artículos, evidenciando una base teórica no actualizada. Esto resulta, en que actualmente los mamíferos acuáticos gozan de una relativa protección legal en Chile, pero que en la práctica no se cumple lo suficiente como para asegurar su conservación biológica, científica y comercial.

Los recursos marinos se rigen bajo la Ley General de Pesca y Acuicultura Nº 18.892 y sus modificaciones. Sólo dos decretos hacen referencia directa a mamíferos marinos en Chile: uno general (Nº225) y uno particular (Nº336) sobre la veda extractiva del lobo común. Uno de los proyectos de la actual adminsitración, es desarrollar una nueva ley de pesca.

Decreto Nº225 Resolución Nº1930 P. Ley Maltrato Animal
Decreto Nº336 Resolución Nº1462 Competencia Institucional

Decreto Nº225
"Artículo 1°.- Establece una veda extractiva nacional por un plazo de 30 años, contado desde la fecha de publicación del presente decreto, para los siguientes mamíferos, aves y reptiles:..."

- La lista de especies que se menciona, requiere ser completada y actualizada según el actual conocimiento taxonómico.

"Artículo 2°.- Por resolución de la Subsecretaría de Pesca podrá autorizarse la captura de ejemplares vivos de una o más de estas especies para su manutención en cautiverio, con fines de exhibición, recreación, cultura o investigación."

- El espíritu general de este artículo, requiere ser actualizado dado que abre una puerta muy grande en Chile, a las negativas consecuencias que tiene esta actividad, particularmente desde México y Cuba, como la experimentada durante los años noventa. Se recomienda considerar las contribuciones de Castello et al (2000), Lien (1999), Mayers (1998) y Marino (1997).
- Esta normativa faculta a la Subsecretaría de Pesca para autorizar mediante una Resolución, la captura de mamíferos marinos para cautiverio, pese al conocimiento actual que se tiene sobre las consecuencias negativas de esta actividad.
- No establece un reglamento que presente las condiciones mínimas, ni el criterio para su desarrollo y control, como tampoco se mencionan las actividades de captura para exportación, ni estándares para la importación de animales en cautiverio, ni las normas referentes a las actividades de investigación científica.
- Aún considera válidos los estudios en cautiverio, pese al conocimiento actual de la alteración que este ambiente artificial produce en la fisiología, etología y microbiota de los individuos cautivos restando toda relevancia a las conclusiones que puedan obtenerse con estos métodos.

Decreto Nº336
El decreto Nº 336 hace referencia directa al lobo común, para el cual establece una veda de cinco años desde 1999 para todo el litoral Chileno a contar del 29 de septiembre de 1999.

Los Artículos 1º y 2º son los más precisos en cuanto a la prohibición de capturas. Sin embargo, ha sido sólo parcialmente cumplida. El mercado exhibe productos derivados de lobo, ya se ha registrado en la primera región un tráfico de gónadas hacia países del Asia, y son numerosas las denuncias de matanzas ilegales debido a interacciones pesqueras y centros de cultivo.

El Artículo 2º prohíbe toda forma de uso de los ejemplares enteros o partes de ellos, pero sólo de los que resultan de actividades extractivas. Sin embargo, los traficantes utilizan otras formas de hacerse de animales. Por ejemplo, al igual que para el caso de los cetáceos, no hay referencia en la legislación Chilena, a la modalidad de “rescate y/o rehabilitación”, la cual es frecuentemente utilizada para satisfacer la demanda de animales sanos y económicos por los zoológicos y circos. Son numerosos los casos de lobos marinos presuntamente rescatados, que terminan en zoológicos o trabajando en espectáculos circences.
De ser exportados, producirían un conflicto con tratados internacionales ya que fueron capturados de vida silvestre sin cumplir con las disposiciones para aquello.

El Artículo 4º, concede a SERNAP las tareas de fiscalización, conforme las disposiciones de la ley Nº18.892. Respecto de la magnitud de las sanciones legales, actualmente sólo son establecida en razón a su peso: aproximadamente de 14400 USD por tonelada de mamíferos y aves marinos.

Resolución Nº1930
A fines de 1999, la SUBPESCA dicta la Resolución Nº1930, eliminando de la lista de especies autorizadas para la importación, a todos los mamíferos acuáticos exceptuando el lobo común, Otaria flavescens pero incluyendo a virtualmente todos los cetáceos y otras especies de lobos marinos y focas.

  • Para la Resolución Nº1930 se tomó en cuenta la existencia de convenios internacionales de protección, los impactos ambientales que genera esta actividad extractiva y las claras desventajas sanitarias junto con los altos niveles de mortalidad que presenta la manutención de pequeños cetáceos en cautiverio.
  • El CMMR Leviathan, colaboró mediante la elaboración de una evaluación técnica en algunas propuestas de cautiverio, y mediante la entrega a SERNAP de bibliografía actualizada sobre dicha temática.
  • La fuerza de esta normativa, depende del Decreto Supremo Nº730, del Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción de 1995. Así, la Subsecretaría de Pesca, puede exigir estudios respecto al impacto ambiental de su internación, la certificación sanitaria de origen junto al aislamiento temporal de los ejemplares que ingresan al país, y solicitar se adjunten antecedentes detallados sobre ésta y su biología.

Resolución Nº1462
Referente a la solicitud de importación de dos delfines nariz de botella para un abrir un centro de "delfinoterapia " en la comuna de Pirque, la Subsecretaría de Pesca elaboró un informe técnico en donde concluye que no es recomendable autorizar dicha importación. Como consecuencia, la Subsecretaría de Pesca resuelve el rechazo a la solicitud de importación de delfines, mediante la Resolución Nº1462.

Proyecto de Ley de Maltrato Animal
En el Congreso Nacional se desarrolla actualmente la discusión de un proyecto de ley que regularía el maltrato animal, el cual podría disminuir el interés de mafias organizadas de traficantes internacionales que, junto a sus pares locales, indican a Chile como fuente potencial de animales para mantener las poblaciones en cautiverio (ver Castello et al., 2000). Sin embargo, esta iniciativa ha sufrido alteraciones que incluso ponen en riesgo la utilidad de su aprobación dado que las modificaciones pueden producir una situación aún pero que la previa a su presentación. El principal obstáculo, ha sido cultural. Entre los legisladores, existen algunos con una fuerte cultura del rodeo, y por tanto sienten amenazadas su creencias personales con una normativa que proteje a los animales de maltrato.

El proyecto de ley, no incluye de forma expresa, normas referentes a mamíferos marinos, como tampoco su explotación turística en el entorno natural.

Si bien trata temas de investigación animal, su nivel técnico es discutible y no incorpora criterios de forma expresa referentes a los estudios de campo.

La velocidad de su discusión es menor a la que se requiere para satisfacer las necesidades locales y los tratados internacionales suscritos.

Competencia de otras agencias del Estado Chileno
Son varias las instituciones estatales que participan en asuntos relacionado con los mamíferos marinos, como SUBPESCA, SERNAP, DIRECTEMAR, MNHN, INACH, Museos Regionales como también Universidades, Institutos, Policías, Organizaciones Civiles (ONGs) y personas naturales que contribuyen o participan activamente. Sin embargo, siguiendo las recomendaciones a las Partes de la Secretaría de CITES, sería constructivo contar con dos instituciones claramente diferenciables: una para asuntos administrativos y otra encargada de los asuntos científicos. Y no la situación actual en que cada institución procura tener todos los derechos tanto adminsitrativos como científicos, ocasionando una ineficiencia, confusión e inestabilidad en las estrategias políticas.

Si bien su competencia legalmente tiene relación con la fiscalización y no la administración (la cual es de competencia de la SUBPESCA), el SERNAPesca es identificado simultáneamente como Autoridad Administrativa y A. Científica en asuntos relacionados con las especies acúicolas. Esto pese a que contradice las recomendaciones de la CITES, sobre la necesidad de independencia entre las dos autoridades por motivos de eficiencia y transparencia. Misma duplicidad de funciones sucede con otras instituciones en el ámbito terrestre. Incluso el Ministerio de Relaciones Exteriores es indicado con ambas competencias.

El Museo Nacional de Historia Natural, es la única institución que es presentada ante la CITES con una única responsabilidad, cual es la de ser Autoridad Científica. Entonces, enla práctica, en Chile las autoridades administrativas y fiscalizadoras también tienen competencia científica pese a que no está expresado en la ley que les da origen. Tal replicación de responsabilidades tiene el riesgo de diluirla en casos en que no exista coordinación entre las diferentes instituciones. Lamentablemente, este parece ser el caso dado que no existe un reglamento explícito que coordine la competencia del MNHN, institución del Estado encargada de la temática de la biodiversidad, con las otras instancias relacionadas con la administración de fauna y flora silvestre, y designada como punto focal en el tema biodiversidad de la Agenda 21.

Se requiere de una Institución del Estado, que reúna este conocimiento en todas sus formas (biblioteca especializada, material biológico post-mortem y fósil), para evitar su dispersión, facilitar su acceso mediante un catálogo único, que realice investigación científica de forma estable con un equipo propio de investigadores, con capacidad propia de publicar sus resultados en revistas especializadas y a público en general, y evaluar técnicamente protocolos y propuestas de investigación científicos.

La Ley Marco Ambiental Nº19.300, la ley de Monumentos Naturales y el Decreto Nº711 de la DIRECTEMAR, facultan sólo a las agencias directamente involucradas a tratar con el patrimonio biológico nacional como también indican al Museo Nacional de Historia Natural - MNHN como el depositario de los holotipos en Chile y recientemente fue indicado como Autoridad Científica Chilena ante la Convención CITES.

El MNHN, posee el mandato legal de realizar investigación científica para incrementar el conocimiento del patrimonio natural, divulgar sus estudios (biblioteca, laboratorios, infraestructura editorial propia y muy bien reconocida), y crear y mantener colecciones científicas. Su personal científico posee idoneidad académica como también experiencia en el estudio de los mamíferos marinos en Chile, expresada por la calidad y número de publicaciones científicas propias y asociadas. Así, el MNHN posee una infraestructura humana y logística funcional de reconocido prestigio, constituyendo el depositario lógico de los asuntos científicos que se relacionan con la diversidad biológica nacional, y por tanto los mamíferos marinos incluidos.

Idealmente Chile debiera contar con dos instituciones competentes en relación a las especies acuáticas. La SUBPESCA, es la Autoridad Administrativa según la ley interna. Pero debiera también serlo hacia el exterior, para que pudiera existir una posición clara y única en estas materias durante las representaciones en los convenios internacinales, como la CITES. El no serlo ha mantenido a la SUBPESCA agena a los documentos, talleres y permanente diálogo que experimentan las Autoridades semejantes entre diferentes países.

Como Autoridad Científica, el MNH ya es considerado en algunos tratados como la Agenda 21, y la legislación nacional, pero resulta ineficiente dado que carece de la exclusividad que se requiere para garantizar la independencia respecto de las instituciones administrativas.

Particularmente, la creación de un catálogo único de investigadores acreditados, registros de datos propios de la actividad científica (avistamientos, varamientos, ID y similares), en permanente cooperación con la Subsecretaría de Pesca. El CMMR Leviathan colabora con el MNHN mediante la realización de investigaciones cien´tificas en conjunto, compartiendo personal e infraestructura, como también en la administración de datos al compartir nuestra base de datos nacional "Cetacean Research DB".